julio 17, 2024

El innovador dispositivo cuenta con certificación IPX8, bisagra resistente y vidrio reforzado,
brindando una experiencia única con seguridad y durabilidad inigualable.

Al elegir un smartphone, el diseño y la apariencia externa son factores clave. Sin embargo, detrás del desarrollo, hay desafíos para garantizar una mayor durabilidad y preparación para diversas situaciones.

Importante Certificación para el plegable

Samsung dedica sus esfuerzos a mejorar cada componente de sus productos, como el Galaxy Z Fold5 plegable, que cuenta con certificación IPX8. La certificación IPX8 indica la protección del dispositivo contra elementos externos, siendo el primer dígito para polvo y partículas, y el segundo para líquidos, proporcionando un nivel superior de defensa.

Seguridad en todas sus formas

La certificación IPX8, pionera en smartphones plegables, ha transformado el mercado al satisfacer las expectativas de los consumidores en cada lanzamiento. El Galaxy Z Fold5 de Samsung destaca con resistencia al agua, demostrada en pruebas de inmersión de hasta 1,5 metros durante 30 minutos. Además, las pantallas plegables cuentan con vidrio ultrafino (UTG), que ofrece flexibilidad, resistencia a los arañazos y seguridad para el dispositivo.

Mayor vida útil del dispositivo

Comparado con el modelo anterior, el Galaxy Z Fold5 de Samsung presenta una mejora significativa en el diseño de las bisagras, eliminando el espacio entre las dos mitades cuando está cerrado. La pantalla de doble riel disipa los impactos externos, y la bisagra Flex permite abrir, cerrar o flexionar el smartphone hasta 180º. Además, se ha reducido el grosor cuando está cerrado, mejorando la estabilidad y portabilidad. Potente y resistente, el Galaxy Z Fold5 es la elección ideal para todas las situaciones, desde trabajo y estudio hasta ocio, videojuegos, cine y entretenimiento en general.

Related Post