abril 17, 2024
FUSAL llevo a cabo talleres a través de su programa Ayuda Humanitaria.Foto cortesía.

FUSAL llevó a cabo talleres de enseñanza a través de su programa Ayuda Comunitaria. Estos talleres estuvieron dirigidos a diferentes grupos, como organizaciones, asociaciones, comunidades y personas que ayudan en la atención médica local.

La meta fue hacer que estas instituciones sean más fuertes, ayudándoles a ser más transparentes y a mejorar sus formas de trabajar.

De acuerdo con FUSAL, los principales desafíos que enfrentan estas organizaciones beneficiarias son la mejora continua de sus procedimientos, especialmente en el ámbito administrativo y de gestión, para poder optimizar el uso de sus recursos y continuar ofreciendo servicios de alta calidad de manera sostenible a lo largo del tiempo.

En los talleres se abordaron áreas clave de gestión de donaciones, rendición de cuentas a los donantes y la alineación de expectativas en aspectos como la presentación de informes a los donantes, la medición del impacto y la identificación de historias de éxito, entre otros.

Tanto FUSAL como Fundación Poma comparten un compromiso común con la ética y la transparencia en la gestión y entrega oportuna de las donaciones, para mejorar la eficacia y la transparencia en la entrega de ayuda humanitaria.

Los temas abordados han sido elaborados por el equipo de FUSAL, que incluye el Programa de Ayuda Humanitaria, el área de Monitoreo y Seguimiento, así como el área de Relaciones Institucionales y Comunicaciones.

“En Fundación Poma nos sentimos orgullosos de apoyar el Programa de Ayuda Humanitaria de FUSAL. Sabemos que las organizaciones beneficiarias son aliados valiosos y estratégicos que comparten con nosotros la ética y la transparencia en el manejo y la entrega oportuna de las donaciones”, mencionó Juanita Zelaya, directora ejecutiva de Fundación Poma.

Programa de Ayuda Humanitaria

El Programa de Ayuda Humanitaria de FUSAL tiene por objetivo contribuir a la mejora del acceso a la salud equitativa y oportuna de parte de las poblaciones más vulnerables de nuestro país.

Para lograrlo, trabaja de la mano con organizaciones beneficiarias, dentro de ellas, prestadores de servicios de salud y clínicas asistenciales, quienes atienden a salvadoreños no cubiertos por establecimientos del seguro social o para quienes la cobertura de la red de salud pública es insuficiente y sus recursos económicos no les permiten procurarse atenciones en el sector privado.

Este programa se desarrolla en conjunto con SAHF – Salvadoran American Humanitarian Foundation – fundación hermana de FUSAL radicada en EE.UU y gracias a la contribución de Fundación Poma.

Related Post