junio 17, 2024

¿Se ha preguntado por qué en algunos lugares el Internet es más rápido que en otros? ¿Ha tenido caída de señal mientras está en una reunión o llamada? La respuesta a ambas preguntas tiene ver que con la tecnología de Wi-Fi que se está utilizando.

Al igual que en la telefonía celular, la tecnología de la red que se usa es indispensable para tener tanto cobertura como velocidad. Las primeras redes celulares no permitían transmisión de datos, exclusivamente transmisión de voz. Después se evolucionó a mensajes de texto y luego a imágenes. La evolución se dio a través de 3G, 4G, 5G y así sucesivamente.

Con el paso del tiempo, la tecnología de red inalámbrica Wi-Fi no ha parado de
evolucionar al igual que la celular. Hace algunos años la transmisión de datos a través de Wi-Fi únicamente permitía hacerlo con un número muy bajo de dispositivos.

Posteriormente se fue ampliando el número de dispositivos y la velocidad de conexión. Así evolucionaron el Wi-Fi N, Wi-Fi AC, Wi-Fi 5 y actualmente se está masificando el Wi-Fi 6, pese a que el Wi-Fi 7 está listo para ser utilizado en algunos países.

Es muy importante saber diferenciar entre “velocidad” y “cobertura”. La velocidad es cuán rápida puede transmitirse la información a través de una red y la cobertura es hasta dónde llega la señal de la red, sin que haya puntos muertos. Muchas personas confunden estos términos y creen que subiendo la velocidad contratada van a tener una mejor cobertura.

El Wi-Fi 6 y sus innovaciones hacen que el uso de la tecnología inalámbrica sea aún más atractivo. Esta nueva generación aporta una gran cantidad de mejoras
significativas, permitiendo conexiones más rápidas, mayor alcance y menor consumo energético.

Actualmente, los hogares cuentan con un número creciente de dispositivos conectados de forma simultánea como smartphones, televisores inteligentes, electrodomésticos, etc. El Wi-Fi 6 tiene como objetivo incrementar la eficiencia y resolver la congestión de red.

¿No te decides entre la tecnología Wi-Fi 5 y Wi-Fi 6? No te preocupes, a continuación, te explicamos las diferencias existentes entre ellos:
Mayor velocidad y alcance
Una de las mejoras de Wi-Fi 6, es el aumento de la velocidad de transferencia de
datos. Las velocidades máximas aumentan hasta en un 40%. El Wi-Fi 6 puede soportar hasta 9.6 Gbps, mientras que el Wi-Fi 5 solo soporta hasta 6.9 Gbps. Además, utiliza una modulación superior con 1024-QAM en comparación con los 256-QAM del Wi-Fi 5.Dicha modulación aumenta la eficiencia y la velocidad de transmisión de datos, incrementando la velocidad hasta un 25%.

Bandas de frecuencia
El Wi-Fi 6 puede conectarse a banda 2.4 GHz y 5 GHz, a diferencia del Wifi 5 que solo funciona en la frecuencia de los 5 GHz.

Mayor duración de la batería de los dispositivos
Gracias al Target Wake Time (TWT), se consigue un menor consumo energético y un aumento de la duración de las baterías de los dispositivos. Los dispositivos entran en modo ahorro de energía hasta el momento de recibir nuevos datos.

Mejor rendimiento en zonas concurridas
Con las tecnologías OFDMA, MU-MIMO Y Coloración BSS se consigue una mejor
gestión de la red cuando hay muchos dispositivos conectados a la misma red. Esto
produce un aumento en la estabilidad y ofrece mejores velocidades de carga y
descarga para cada dispositivo conectado.

Menor latencia
La latencia es clave en las conexiones Wi-Fi. El Wi-Fi 6 puede llegar a tener una
latencia hasta un 75% menor en comparación con el Wi-Fi 5.

El Wi-Fi 6 admite la coloración BSS
El Wi-Fi 6 usa la coloración BSS mientras que el Wi-Fi 5 no lo hace. Esta herramienta codifica el tráfico con «colores» para una frecuencia disponible. El objetivo de la coloración BSS consiste en mejorar la eficiencia de la red disminuyendo y previniendo las interferencias de los canales cercanos.

Related Post